MUERDE MUERTOS es una editorial de autores contemporáneos, abocados a la literatura fantástica, el terror, lo erótico y aquellas obras que apuestan a estimular la imaginación.

Novedad 2018: “Viaje al principio de la noche”

Viaje al principio de la noche, de Alejandra Tenaglia (Muerde Muertos, 2018), novela, 240 páginas. Prólogo: Enrique Medina. Diseño y arte de tapa: Mica Hernández. ISBN: 978-987-46507-2-6. Valor: $350.- 

Pampa húmeda. Pueblo pequeño. Una mujer volviendo a él después de diez años, para cuidar a su madre enferma. El reencuentro con el paisaje exterior y con los habitantes del lugar. Viejos anhelos resurgiendo. La oportunidad de concretarlos. Un repaso de los dolores familiares. Cierta descripción de los rostros que la muerte presta. Amores frustrándose, compendiados. La perseverancia en la búsqueda de sonrisas y cielos turquesas. Una valoración constante del sentido que conlleva el vivir. Lucha metódica y anárquica por igual. Detenimiento en costuras que indican ocurridos desgarros. Un efímero abrigo que poco cubre. Profunda autocrítica. Desangrarse en la escritura para limpiar el alma. Cuestionamiento tardío. Titubeante intento de escapar a las causas primigenias y su mordacidad. El pasado acechando. Un final insospechado donde se impone la fatalidad...
Todo esto contiene el libro cuyo personaje principal es la profesora de Historia, Victoria Tell. Con butaca privilegiada, asistimos a su exposición y a su intimidad, a sus explosiones y sus derrumbes, a sus aciertos y desvíos. Desde allí podemos ver el regreso a su casa natal, la relación con sus amigas, la dinámica pueblerina, y su estilo particular de enseñar. Podemos verificar también que, cual mamushka, ella revive su pasado a través de textos hallados en el arcón que su padre le regaló al cumplir quince años. Y es así cómo analiza su presente y percibe el futuro, ambos labrándose a través de palabras tipeadas en soledad. ¿Descriptivas, disruptivas, fantasiosa aprehensión?... La novela es un murmullo que lentamente va aumentando su gravidez, hasta convertirse en estruendoso estertor. Siempre hay una corrosión asomando, espiando, siempre, eso se advierte desde el primer trazo.

Del prólogo de Enrique Medina

Viaje al principio de la noche, de Alejandra Tenaglia, es un thriller psicológico que pone de manifiesto el modo en que las convenciones sociales pueden transformarse en una telaraña que nos mantiene inmóviles. De la comprensión de su pasado, penderán el presente y futuro de la profesora Victoria Tell, en una historia atrapante y cargada de simbolismos que dialogan con las tensiones y las preocupaciones de nuestro tiempo.