MUERDE MUERTOS es una editorial de autores contemporáneos, abocados a la literatura fantástica, el terror, lo erótico y aquellas obras que apuestan a estimular la imaginación.

Un amor contrahecho


UN AMOR CONTRAHECHO | La narradora de la novela, una artista plástica cuarentona dueña de una carrera considerable, dibuja en la tela de estas páginas la historia de una pasión fuera de cuadro. Con Montevideo como testigo, bosquejado entre la fugacidad de las redes sociales y los decorados de museos abandonados con detalles góticos, se escribe este tratado sobre el deseo. Grynbaum encuentra un tono entre sarcástico y calculadamente desapasionado para narrar los vaivenes de un vínculo sexoafectivo de intensa intermitencia: al principio, un no-lugar, una no-relación que se sostiene en el proceso, en el movimiento y la improvisación dictada por la comunicación espasmódica de la ciberesfera. Sin embargo, esos iniciales desencuentros entre la protagonista y su amante “contrahecho” desembocan en una utopía erótica que se alimenta semana a semana y deviene cuerpo en la letra del relato, en la demorada descripción y en la evanescente temporalidad con la que se cuenta para no olvidar. Ni “fantasía rosa” ni “ficción futurista”, como lo advierte Clelia, Un amor contrahecho bordea la estética de un cuadro de Gérôme, “de dudoso gusto acaso”, para decirnos que el goce excede los límites de su relato.

Sandra Gasparini