MUERDE MUERTOS es una editorial de autores contemporáneos, abocados a la literatura fantástica, el terror, lo erótico y aquellas obras que apuestan a estimular la imaginación.

Alejandra Tenaglia: “Toda novela se mueve en el terreno de la simulación, la representación y la invención”

Entrevista en Periódico Millennium (*)

Por Fany Inés Fanelli. Todos conocemos la “buena pluma” de Alejandra Tenaglia y saber que su primera novela estará muy pronto en la calle nos enorgullece. Conversamos con ella para saber más.
—Siempre fuiste una gran lectora y ahora sos una escritora, ¿cómo fue ese paso?
—Leer ha sido mi gran pasión, desde siempre, es verdad. Podría decir que escribir surgió como una derivación de la lectura, pero algo me indica que esa no es una explicación del todo verdadera, porque también desde bastante chica vengo trazando bosquejos de palabras aquí y allá. Lo que sí te puedo afirmar sin dudar, es que las palabras cautivan mi atención, la dificultad que enfrentan al pretender decir, la capacidad transformadora que llevan consigo, las tramas a que dan lugar. Si a eso sumamos que en el campo de la literatura no hay fronteras ni moral ni verdad, es casi como ingresar a un mundo mágico donde jugar es la tarea. Y hablo de jugar no como un pasatiempo sino como lo hacen los niños, con esa convicción y esa seriedad y esa ingenuidad y esa búsqueda constante que también da miedo, porque no sabemos hacia y hasta dónde puede llevarnos… Volviendo a tu pregunta, escribo desde que era niña pero no sé en qué momento ocurre que uno se merece y/o se anima a portar semejante título. Entiendo que la publicación de esta primera novela, esté abriendo esa posibilidad tanto para los demás como para mí misma, ¿no? Porque es un oficio labrado en la intimidad, que se materializa, se hace visible con un libro y se comparte con los demás, entonces ahí, esa aparición del otro también nos determina.
—La novela se llama Viaje al principio de la noche. ¿Dónde inicia ese viaje? ¿Cuál es el destino final? ¿Tiene alguna parada importante?
—La novela narra el regreso de una Profesora de Historia a su pueblo de la infancia, para cuidar a su madre algo enferma. Ese regreso la sumirá a ella en un viaje más temerario, ligado con su pasado. Habrá una oscuridad que deberá atravesar, para llegar al comienzo de la noche… Y el lector lo hará junto a ella, aunque un poco más a ciegas, tanteando entre este y aquel suceso, con unas cuantas paradas importantes y con un destino final, que los lectores descubrirán al leer el libro. No quiero dejar de hacer mención a que el título remite a una gran obra de la literatura francesa, que es el Viaje al fin de la noche, de Louis Ferdinand Cèline. Una de las cinco partes que componen la novela se abre con un epígrafe de esa obra, precisamente.
Viaje al principio de la noche y la vida de Alejandra Tenaglia ¿comparten la trama de la novela?
—Toda novela es ficción, es decir, como el arte en general, se mueve en el terreno de la simulación, la representación y la invención. Es una mentira que, para triunfar, necesita estar muy bien contada de modo que pueda lograr que el lector ingrese al universo que el autor ofrece, sin cuestionarlo, creyéndoselo. Lo que se persigue al escribir una novela, es construir una obra que, decidido de un modo más o menos consciente, ponga de manifiesto ciertos temas, plantee dudas, haga paneos existenciales, aporte belleza o rudeza o acompañamiento, etcétera. El material con el que se construye es variado y no tiene ninguna relevancia si eso está basado en hechos reales o no, tanto como si le han ocurrido a uno o a otro o a nadie; lo que sí hay que cuidar es que sea verosímil. Y lo que importa es la obra en su totalidad y lo que a través de ella se haya querido contar o discutir o tensionar. En este sentido, hay un tema en el que siempre he pensado mucho, entre otros, claro. Con ese norte, de ese tema que creí debía ser señalado y puesto en conflicto, es que tracé todo el plan de esta novela.
—Contame del prólogo...
—El prólogo lo escribió Enrique Medina, lo cual es un lujo y un honor. Hace ya diez años que trabajo con él, pero que alguien a quien tanto admiro y que ocupa el lugar que ocupa dentro de la literatura argentina, aporte su palabra sobre la novela y sobre mí, en esas primeras páginas, es ya un sueño cumplido.
—¿Cuándo podremos tener la novela en la mano? ¿Dónde y cómo conseguirla?
—Esta última semana de febrero está ingresando a imprenta, así que ya para marzo, si todo sale bien, estará disponible. La novela es publicada por la editorial bonaerense Muerde Muertos, de Carlos y José María Marcos, a quienes de paso aprovecho para agradecer por darme esta posibilidad. Publicar la primera obra de alguien, es siempre un hecho a destacar y valorar. Volviendo a la disponibilidad del libro, Muerde Muertos distribuye a través de Editorial Galerna en todo el país, de modo tal que estará en todas las librerías que se interesen en tenerlo en sus anaqueles. Ojalá sean muchas (risas).

(*) Viernes 9 marzo de 2018