MUERDE MUERTOS es una editorial de autores contemporáneos, abocados a la literatura fantástica, el terror, lo erótico y aquellas obras que apuestan a estimular la imaginación.

Entrevista en la revista El Otro Terror

En la revista El Otro Terror (editada para festejar el primer aniversario del sello Pelos de Punta) nos hicieron una entrevista. Felicitamos a Luciana Baca, Narciso Rossi y Rubén Risso por su tarea, y les agradecemos habernos incluido en esta publicación que puede leerse online

Entrevista a Muerde Muertos Editorial

Responde José María Marcos

1) Vamos por partes, dijo Jack. ¿Cómo explican ustedes lo que es un muerde muertos? Libro que recomendamos.
—Con mi hermano Carlos escribimos y publicamos en 2012 la novela Muerde muertos (quién alimenta a quién...) para contar y recrear la historia de los croque-morts (tal su denominación en Francia), que dieron nombre a nuestro sello. Los muerde muertos existieron como profesión vergonzante, emparentados con verdugos y enterradores, y eran quienes cumplían con el protocolo de comprobar la defunción de un sujeto mediante una buena mordida en el meñique o en el dedo gordo del pie. El término croque-morts aún subsiste entre los franceses para nombrar a quienes trabajan en funerarias. Testimonios indican que no era muy lindo despertar con una mordida, pero era peor que te enterraran vivo. Así que los muerde muertos eran (y quizá todavía lo sean) un mal necesario.
2) Cuéntennos cómo nace Editorial Muerde Muertos.
—Con Carlos compartimos el amor por los libros y, en 2010, nos animamos a crear un espacio para que circularan nuestras obras y también otras que sean afines a nuestros gustos.
3) Además de editores, también son escritores. ¿Quiénes son sus referentes?
—Hay muchos escritores que han alimentado nuestra imaginación. Como jefe de la banda elegimos a Alberto Laiseca, porque es el mostro máximo de la vida misma. A él le editamos Beber en rojo (Drácula), novela que habla de la importancia del monstruo en el arte, y también, iluSORIAS, con la participación de 168 artistas visuales.
4) ¿Cuáles son las peripecias, encuentros y desencuentros de escribir en conjunto?
—Es genial escribir en colaboración. Es un gran desafío y resulta muy estimulante. Uno siempre puede echarle la culpa al otro. O, también, quedarse con sus méritos. Lo recomendamos.
5) ¿Cuáles son las historias que disfrutan leer? ¿Cuáles no? Pueden obviar nombres si no quieren que les entren emails con amenazas.
—Como diría Mal Pascal, nos gustan aquellas historias que permiten vislumbrar las sombras evanescentes de la realidad. Por lo demás... perdón, entró un mensaje por inbox.
6) Según ustedes, conocedores del terror, ¿cuáles son los puntos de anclaje más recurrentes al momento de hablar de terror de la Argentina?
—El poder y sus abusos, la violencia, la falta de certezas, son elementos centrales.
7) ¿Tenemos referentes nacionales? ¿Quiénes son?
—Muchos. Todos aquellos escritores que aman lo que hacen. Si entran a nuestro blog (www.muerdemuertos.blogspot.com) podrán seguir las cosas que nos entusiasman y que vamos reflejamos en distintas publicaciones, charlas, participaciones en eventos (festivales, ferias, encuentros) y a través del programa Intelectoilets, que sale los domingos de 20 a 21 horas por Conexión Abierta (www.conexionabierta.com.ar).
8) ¿Qué planes traen bajo el brazo para este 2016?
—Hay tres títulos en marcha. El primero apareció en marzo. Es un libro de cuentos de Martín Etchandy, quien ya tiene publicados tres poemarios. Se llama Estoy harto de que me saquen fotos y está compuesto por textos satíricos, cercanos al monólogo teatral o al stand-up. Segundo, estamos trabajamos en un nuevo libro de Pablo Martínez Burkett, Mondo cane, donde se hallan recopilados textos breves publicados originalmente en la revista miNatura. El tercer libro es una traducción visual de Strip-tease, la célebre novela de Enrique Medina publicada en 1976, para el cual contaremos con la participación de cuarenta artistas visuales.
9) La última pregunta no es una pregunta, es un pedido de últimas palabras.
—Bueno, en verdad... espero que éstas no sean mis últimas palabras. Pero si no me queda otra: ¡larga vida a los a los pelos de punta y a los muerde muertos!