MUERDE MUERTOS es una editorial de autores contemporáneos, abocados a la literatura fantástica, el terror, lo erótico y aquellas obras que apuestan a estimular la imaginación.

Enrique Medina

Nacido en Buenos Aires el 26 de diciembre de 1937, Enrique Medina es uno de los escritores contemporáneos más importantes de Argentina. Sus obras han sido traducidas al francés, portugués, inglés, húngaro, polaco y yugoslavo. Ha publicado Las tumbas (novela, 1972); Sólo ángeles (novela, 1973); Transparente (novela, 1974); Las hienas (relatos, 1975); Strip-tease (novela, 1976); El Duke (novela, 1976); Pelusa rumbo al sol (teatro infantil, 1976); Perros de la noche (novela, 1978); Las muecas del miedo (novela, 1981); Con el trapo en la boca (novela, 1983); Colisiones (ensayos, 1984), Los asesinos (relatos, 1984); Año nuevo en Nueva York (novela, 1986); Buscando a Maddona (novela, 1987); Desde un mundo civilizado (relatos, 1987); Aventuras prohibidas (relatos, 1988); El secreto (novela, 1989); El hombre del corazón caído (relatos, 1990); Gatica (novela, 1991); Es usted muy femenina (relatos, 1992); Deuda de honor (relatos, 1992); El escritor, el amor y la muerte (novela, 1999); La espera infinita (novela, 2001); Mujeres y amantes (novela, 20089; El Fiera (relatos, 2010); El último argentino (relatos, 2011); El jardín de Anías (novela, 2012); La yegua (novela, 2013); El tango de LooSanty (novela, 2013); Ocre urbano (poesía, 2014); Los hámsteres (novela, 2015); Áspero cielo (poesía, 2016) y Gnomos y blasfemias (relatos, 2016).

STRIP-TEASE. TRADUCCIÓN VISUAL: HOMENAJE A ENRIQUE MEDINA

Para mediados de 2017, Editorial Muerde Muertos prepara Strip-Tease. Traducción Visual, con la participación de 40 artistas visuales que recrearán la célebre novela Strip-tease, de Enrique Medina, publicada originalmente en 1976. La edición homenaje estará a cargo de los hermanos Carlos y José María Marcos.

UN ESCRITOR COMPROMETIDO CON SU REALIDAD

Enrique Medina realizó estudios de pintura, teatro y cine, habiendo filmado algunos cortometrajes. Durante un lapso de diez años recorrió Latinoamérica, trabajando como periodista, marionetista y actor y director teatral. Al regresar a su país natal realizó varios trabajos dentro de la industria cinematográfica y televisiva, como parte del equipo técnico y como camarógrafo de varias películas y en el canal 11. En 1972 publicó Las tumbas, su primera novela, que obtuvo una buena repercusión en el público y la crítica. La misma es un retrato con tintes autobiográficos, que narra la vida en un instituto de menores. Entre 1973 y hasta el regreso de la democracia en 1983, sus novelas fueron prohibidas y Medina perseguido por el gobierno de facto. Ejerció la docencia, como profesor de Literatura en la Universidad de Arizona (Estados Unidos) desde 1978. En 1986 realizó el guión cinematográfico de una de sus novelas, Perros de la noche, dirigida por Teo Kofman. La película recibió los premios Cóndor de Plata, ARGENTORES y el Premio Nacional. Se desempeñó en medios gráficos colaborando con revistas como Satiricón, Humor, El Gráfico, el semanario Nueva Presencia y diarios como Síntesis (de México) y, actualmente, Página/12. Realizó crítica teatral en el periódico The Buenos Aires Herald. Dirigió colecciones literarias como Latinoamérica Viva de Editorial Abril y El paraíso perdido, de Editorial Milton-Galerna. Fue invitado a importantes eventos internacionales, como el Festival Internacional de la Poesía Árabe (Bagdad, 1990), el Congreso Nacional de Literatura Argentina (realizado en San Juan), el Festival Internacional de Literatura (realizado en Saint-Malo, Francia, en 1996, al que concurrió con Adolfo Bioy Casares y Osvaldo Soriano) y el Primer Encuentro de Escritores Latinoamericanos (realizado en el 2002 en Lyon, Francia).