MUERDE MUERTOS es una editorial de autores contemporáneos, abocados a la literatura fantástica, el terror, lo erótico y aquellas obras que apuestan a estimular la imaginación.

Frankenstein ocultaría “una ametralladora”, “a Görk” y hasta “un chihuahua” bajo las faldas

Muerde Muertos fue parte de la Zona Futuro en la 38º Feria del Libro de Buenos Aires 2012, gracias a invitación de la editorial Clase Turista y al público que asistió a desentrañar qué oculta la criatura creada por Mary Shelley.

Lorena Iglesias, Fernando Figueras, José María Marcos,
Esteban Castromán, Carlos Marcos e Iván Moiseeff. 22-04-12
Tras nuestro paso por la 38º Feria del Libro de Buenos Aires de 2012 nos quedaron más dudas que certezas respecto a lo que esconde el hijo del Moderno Prometeo creado por Mary Shelley... pero la pasamos muy bien. El cónclave tuvo lugar el domingo 22 de abril de 2012 en Zona Futuro, dentro del Espacio Digital, donde presentamos “Bajo las faldas del viejo Frankenstein. Relatos de horror, delirio y erotismo”.

DELIRIO, EROTISMO Y TERROR

Carlos Marcos, José María Marcos y Fernando Figueras.
Desde el delirio, Fernando Figueras —autor de Ingrávido— salió por los pasillos de la Feria a buscar al monstruo y descubrió que bajo las faldas hay una infinidad de textos e historias, y entonces, leyó “Los arpistas”, “Prefijos para el amor” y “La agencia”. Asumiendo su posición desde el erotismo, Carlos Marcos opinó que “Frankenstein tiene un rododendro, que es una flor que Mary Shelley utilizaba en sus poesías y con el que evocaba a su marido, sobre todo cuando no estaba con ella, porque había muerto”, y compartió un fragmento de su novela inédita Homoeróticus Súperchino.
Desde el horror, José María Marcos expresó: “Tengo dos hipótesis sobre lo que nos oculta Frankenstein. En primer lugar, como diría Lovecraft, quizás haya algo tan horrible, tan pérfido, tan maldito, que es imposible de describir. Segundo, puede ser que exista una suerte de Aleph inconmensurable y aterrador”. Luego, narró una versión del cuento “En la cripta”, de H.P. Lovecraft, “porque quise traer un relato del pasado, intervenido por el presente, para hablar del futuro y recordar que la clave, más allá de cualquier tecnología que pasa de moda, sigue estando en reunirnos para compartir historias”.

EL PÚBLICO TAMBIÉN MUERDE

Antes de la charla, lanzamos la Encuesta Permanente Muerde Muertos, que seguiremos desarrollando a lo largo y lo ancho del país, y de acuerdo con las primeras respuestas, bajo las faldas del monstruo habría de todo. Esa es la principal conclusión, porque, según nuestro público, podríamos encontrar lo siguiente: “un microsistema donde domina el archivillano Görk”, “un sinfín de innumerables situaciones fantásticas”, “una ametralladora”, “luces y tornillos”, “un perrito chihuahua”, “el falo paterno o la vagina dentada (a gusto del lector)”, “un aspecto poco usual, poco explotado; su lado erótico”, “el deseo de ser eterno y el dar eternidad a sus seres queridos”, “a su díscolo amigo de carne y ¿hueso?”, “una lija con p”, “los calzones”, “el culo y las bolas”, “a decir verdad, no me gustaría saberlo, pero... podría ser un choripán”, “un agujero negro”, “un libro”, “un paisaje”, “nada (porque Frankenstein no usa falda, ¿o se la robó a alguna señorita?)”, “nada (a secas)” y “la cara de Dios”, entre otras respuestas.

EMPATE TÉCNICO

En lo referido a qué campo pertenece la frase “Debajo de las faldas del viejo Frankenstein”, tuvimos un empate técnico: un 30% respondió que está vinculada al horror; un 30% al erotismo y un 30% al delirio. Un 10% marcó la opción “Otro”. A no desesperar, ¡seguiremos preguntando!

NUESTRA GRATITUD

Reiteramos nuestra gratitud a Lorena Iglesias, Iván Moiseeff y Esteban Castromán, de Clase Turista, por invitarnos  a ser parte de Zona Futuro, y a los primeros encuestados, por su participación el domingo 22 de abril de 2012 en la Feria del Libro.

Arte de flyer: Mica Hernández.