MUERDE MUERTOS es una editorial de autores contemporáneos, abocados a la literatura fantástica, el terror, lo erótico y aquellas obras que apuestan a estimular la imaginación.

La versión ilustrada de la obra maestra de Laiseca

Por Julián Velázquez, para Tiempo Argentino (*)

“Lo que no es exagerado, no vive”. Lo definitivo de la sentencia, perteneciente al escritor Alberto Laiseca, desdeña las medias tintas. Su obra maestra, Los sorias, es un monumento a lo descomunal. Por eso es que Piglia, quien la consideró la mejor novela después de Los siete locos, de Roberto Arlt, habla en el prólogo de “ampliaciones grotescas” y “comparaciones hiperbólicas”.
El libro es enorme, no sólo en lo referido a su trama argumental (tres potencias enfrentadas a muerte por la hegemonía mundial y la humanización del poder como tema central del megarelato), sino en tanto objeto: supera las 1300 páginas, alardea de poseer 30 mil palabras más que el Ulises joyceano y pesa 2 kilos 150 gramos. No es broma, Sasturain lo comprobó en su ciclo televisivo Ver para leer. Como hasta el momento sólo tuvo dos ediciones, la obra se convirtió en una reliquia literaria: muchos aseguran conocerla, pero pocos la han leído.
En coincidencia con el 15º aniversario de la publicación de Los sorias, la editorial Muerde Muertos, creada en 2010 por los hermanos/escritores José María y Carlos Marcos, y abocada a la literatura fantástica, erótica y de terror, lanzará el próximo 17 de mayo iluSORIAS, la versión ilustrada de la susodicha obra, que cuenta con el trabajo de 168 artistas.
Tiempo Argentino entrevistó a los fundadores de Muerde Muertos y a la diseñadora Mica Hernández, quien completa el equipo editorial. Carlos recordó cómo surgió la ambiciosa idea: “José concurrió al taller literario de Laiseca, lo veíamos como un referente de la literatura argentina contemporánea. Además, veníamos trabajando con la edición de Beber en rojo, otro de sus libros. A fines de 2011, él tuvo un pequeño accidente y estuvo internado. Algo que me pareció maravilloso es que alumnos, discípulos y amigos se juntaran para darle una mano y acompañarlo en ese momento complicado. Y en esas charlas con Lai descubrí su amor por los dibujantes y las historietas, que le sirvieron de alguna manera para entender que la imaginación no tiene límites. Así como a uno se le ocurre la pavada más grande o la genialidad más pavota, le dije a mi hermano que por qué no editábamos Los sorias sin Los sorias, o sea, sin el texto. Le pareció buenísimo, y después lo hablamos con Lai e invitamos a Mica”.
Acto seguido, se abocaron a la titánica tarea de juntar a los artistas. “Al principio me pareció una idea descabellada reunir a 165 artistas y que además nos gustase su trabajo, pero de a poco fueron surgiendo los nombres para la convocatoria, y terminaron siendo 168”, acotó Mica. “Es un libro homenaje a toda una obra y a toda una vida dedicada a la literatura. Queríamos que los artistas al menos tuvieran algún acercamiento al trabajo de Laiseca”, añadió Carlos.
Mica, la encargada de otorgarle a Muerde Muertos su estética propia, se refirió al trabajo artístico que demandó iluSORIAS: “En cuanto a las ilustraciones, dejamos que cada artista usara su propio estilo y técnica. Esa era la consigna. Es un libro ecléctico, concentra muchas ilustraciones diferentes, y a la vez es una obra colectiva. En Los sorias hay varias historias paralelas, y creo que, en ese sentido, iluSORIAS tiene mucho que ver con Los sorias, cada capítulo es único y se puede leer como una obra autónoma”.
Más allá de la intensa labor que desarrollaron, José, Carlos y Mica coincidieron en que, a comparación del esfuerzo que le llevó a Laiseca publicar su obra capital, las dificultades con las que se encontraron fueron mínimas. El escritor tardó diez años en escribirlo y 16 en publicarlo, e incluso casi perdió el manuscrito en manos de un ladrón que intentó arrebatárselo. “A diferencia de Los sorias, este libro tuvo todos los astros a favor. Esta idea fue pensada en diciembre de 2011, nos propusimos resolverlo en 2012 y que estuviera impreso en mayo de 2013. Es como una compensación cósmica (risas). Trabajamos con viento a favor”, expresó José.
Una de las preocupaciones recurrentes de Laiseca es no haber sido traducido aún al inglés. En referencia a ello, José comentó: “Con iluSORIAS hemos traducido Los sorias al lenguaje visual, que podría ser leído en cualquier idioma. Y este año, Aventuras de un novelista atonal, otro libro de Lai, sale en francés. Laiseca es un autor contemporáneo, con una obra muy importante. Cuando lo empiecen a descubrir, van a empezar a traducirlo”. En cuanto a las expectativas de este lanzamiento, señaló: “Es como llegar a un puerto, pero del cual vamos a volver a salir. Cumplimos esta meta y ahora seguimos adelante. iluSORIAS llega en un momento muy especial, es una obra que ilumina hacia atrás y hacia adelante lo que hemos hecho”. Por su parte, Mica concluyó: “Mi meta personal era que Laiseca se sintiera orgulloso del homenaje, y creo que eso ya está cumplido. Y, en ese sentido, me siento hecha. Ahora se avecina la presentación, todavía tenemos trabajo por delante”.
La presentación oficial de iluSORIAS se realizará el próximo 17 de mayo en la Plaza del Agua (Güemes, entre Roca y Olavarría) de la ciudad de Mar del Plata. El evento, que se llevará a cabo en el marco del 3º Festival Azabache Negro y Blanco, contará con la presencia de Alberto Laiseca. Además, el 8 de junio habrá una segunda presentación en el Anfiteatro Borges de la Biblioteca Nacional (Agüero 2502), de la que también participará el escritor.

(*) Suplemento Cultura. Domingo 5 de mayo de 2013.