MUERDE MUERTOS es una editorial de autores contemporáneos, abocados a la literatura fantástica, el terror, lo erótico y aquellas obras que apuestan a estimular la imaginación.

Muerde Muertos y Clase Turista dieron una charla en el XXIII Buenos Aires Rojo Sangre

Carlos Marcos, Leandro Ávalos Blacha, Fernando Figueras,
José María Marcos y Esteban Castromán. BARS 2012.
Con la organización de las editoriales Muerde Muertos y Clase Turista, José María Marcos, Carlos Marcos y Fernando Figueras, Esteban Castromán y Leandro Ávalos Blacha brindaron la charla “La influencia del cine en la literatura rojo sangre, y viceversa”, en el XIII Buenos Aires Rojo Sangre (BARS) 2012, de cine de terror, fantástico y bizarro, el lunes 29 de noviembre de 2012 en la sala 8 del Monumental Lavalle (Lavalle 780, de la ciudad de Buenos Aires). En la ocasión, Leandro Ávalos Blacha presentó un tour por algunas casas encantadas de la literatura y el cine, “monstruos que pueden resultar tan elegantes y distinguidos como siniestros y, sobre todo, inteligentes”; mientras que Carlos Marcos compartió el texto “BARSbarella” donde describió la génesis del cómic “Barbarella” y su versión cinematográfica. A su vez, Fernando Figueras habló sobre Hellraiser y Clive Barker, a través de un texto titulado “¿Qué hace ahí Irma Roy?”; José María Marcos leyó “Nace un monstruo desalmado”, sobre el nacimiento de los muertos vivos de George Romero y su relación con la novela Soy leyenda, de Richard Matheson; y Esteban Castromán presentó el texto “Cuchillos y tetas” en referencia a las películas slashers.

CINE Y LITERATURA

La apertura del evento estuvo a cargo de Juan Manuel La Volpe, a quien le agradecemos su buena onda. En la introducción, José María Marcos también destacó “nuestra gratitud hacia los organizadores del Buenos Aires Rojo Sangre, en especial al director Gabriel Schipani, a Pablo Sapere (programación), a Hernán Findling (coordinación) y a Ariana Bouzón (coordinadora del BARS), quien se interesó en nuestra propuesta”. Luego agregó: “Sobre el festival queremos destacar que admiramos la tarea que vienen realizando las productoras y cineastas independientes, y nos estimula ver que, sumando voluntades y esfuerzo, se puede ir ganando espacios y mostrando el valor de nuestras obras. La intención de nuestra charla es hacer un breve paneo sobre los gustos y las estéticas que se hallan en nuestros libros, porque juzgamos que las historias no pueden pensarse sin ciertas imágenes. Así como las clásicas novelas Frankenstein o Drácula han alimentado al séptimo arte, los films les han dado a éstas una transfusión que posibilitó su vitalidad aún en pleno siglo XXI. En pocas palabras: la literatura le ha dado historias y temas al cine, y viceversa. Ojalá en Argentina podamos tender puentes entre ambos campos de  creación, porque creemos que es un encuentro que sin duda puede dar buenos frutos”.
Arte de flyer: Mica Hernández. 
Juan Manuel La Volpe da la bienvenida. 
José María Marcos a punto de leer un fragmento
de Agueda, bruja mía, de Lou Carrigan. 
Con amigos, tras la charla, compartiendo unas cervezas.